3 modelos de publicidad online futuras. ¿El fin de adwords?

Durante el último año la publicidad se ha ido consolidando el desplazamiento de la inversión publicitaria desde otros medios hacia Internet. Los datos no hacen  más que confirmar esta tendencia: la inversión publicitaria en Internet durante el primer trimestre de 2010 se ha incrementado casi en un 18%. comparándola con el mismo período del año pasado.

A pesar del dominio  de AdWords, en los últimos meses han aparecido otras  opciones más avanzadas y modernas que se postulan como candidatas a sustituirlo. ¿Cuáles son y qué ventajas aportan?

Publicidad Semántica

La publicidad semántica trata de colocar anuncios relevantes relacionados con el contenido de una página web. Casi igual que AdWords, pero con una diferencia: en vez de un análisis de palabras clave, se hace un análisis semántico del contenido de la web intentando extraer el significado adecuado y, por tanto, ajustar mucho más la relevancia del anuncio.

En Peer39, por ejemplo, ya ofrecen esta tecnología, y afirman unas tasas de click mucho más elevadas que  las de AdWords precisamente porque sus anuncios no sólo están en contexto, sino que son relevantes.

Apple iAd

Como ya os comentamos en un anterior post, Apple presentó recientemente su nueva plataforma de anuncios móviles: iAd. Una manera centralizada de incorporar publicidad interactiva y de alta calidad a las aplicaciones disponibles para sus Iphone, Ipod Touch e Ipad. Además de un negocio redondo para Apple, también, se supone, lo es para el anunciante y el usuario. Además, el hecho de que una marca como Apple “respalde” a estos anunciantes da una tranquilidad al usuario.

Facebook Open Graph

Open Graph ha sido la gran revolución de la reciente Facebook F8, y es que, entre otras muchas cosas, puede también suponer un gran cambio en lo que se refiere a publicidad online. Igual que la publicidad semántica puede basar los anuncios con precisión en el contenido de la web visitada, Facebook Open Graph permitiría no sólo esto, sino además combinarlo con la información demográfica precisa. Un cóctel interesantísimo desde el vista publicitario y de alto riesgo desde el punto de vista de la privacidad.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: