Argumentos a favor de la virtualización a pesar de sus costes

Como todos conocemos, la virtualización es una de las tecnologías para centros de datos más importante que ha aparecido en la última década. Básicamente se basa en abstraer las aplicaciones del hardware sobre el que se ejecuta, permitiendo que éstas tengan una mayor flexibilidad y disponibilidad que en entornos tradicionales no virtualizados.

Para aquellos centros de datos que todavía no hayan comenzado un proyecto de virtualización, es momento de examinar aquellos aspectos que los están dilatando en el tiempo. Quizás uno de los principales problemas es el coste de implantar un entorno virtualizado. Según una encuesta realizada por TechTarget, el 28% de los CIO encuestados están en esta situación.

Crear un centro de datos virtualizado normalmente requiere de la compra de nuevos y más potentes servidores que puedan soportar el rendimiento de varias máquinas virtuales ejecutándose sobre ellos. La virtualización también puede necesitar de utilizar arquitecturas de red y de almacenamiento más modernas como Fiber Channel o iSCSI. A su vez, las necesidades de almacenamiento se incrementan.

Este coste se puede multiplicar si utilizamos soluciones de alta disponibilidad (HA) y recuperación ante desastres (DR) que muchas de las soluciones de virtualización, como VMWare, implementan.

Por último, otros de los frenos más habituales para crear un centro de datos virtualizado son un presupuesto limitado en TIC (no se advierte un ROI a la inversión por parte de la empresa), la falta de conocimientos (skills) en este tipo de tecnología de los administradores informáticos y el miedo ante la posibilidad de que las aplicaciones utilizadas por la empresa no funcionen en un entorno virtualizado.

Si tenemos en cuenta todos estos aspectos, considerariamos que pocas empresas querrían virtualizar su plataforma IT. Pero, ¿que ventajas nos da la virtualización?

  • Aumento de disponibilidad: aspecto a tener muy en cuenta si nuestro negocio depende de la disponibilidad de nuestra infraestuctura informática.
  • Gestión de copias de seguridad más eficaz: se pueden generar imágenes (snapshots) de nuestras máquinas virtuales de tal manera que podemos hacer una recuperación a un estado anterior.
  • Reducción de tiempo y costes de administración de la infraestructura IT: al estar todo centralizado, podemos gestionar de manera más eficiente nuestros servidores. También el despliegue de nuevos equipos o servidores es más rápida gracias a la utilización de plantillas.
  • Sistema de gestión de recuperación ante desastres (DR)

Estos y otros aspectos propios de la empresa deben ser comunicados por parte del CIO a los gestores de la empresa.

Por último, os indicamos un par de recomendaciones a tener en cuenta cuando se plantea realizar un proyecto de virtualización:

  • Investigar y probar las diferentes solucioens y plataformas disponibles es vital para justificar un proyecto de virtualización.
  • Tener en cuenta la opción de subcontratar los servicios a una empresa externa con los suficientes conocimientos en este tipo de plataformas. Estas empresas pueden ofrecernos servicios de implantación de la plataforma en nuestro data center o servicios de externalización completa en un data center externo. Adicionalmente pueden formar a nuestros técnicos en la gestión y administración de entornos virtuales.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: