Big Data en Marketing, fundamental en la estrategia de negocio

Como ya sabrás, el Big Data cada vez más está en boca de todos. Y la realidad es que está jugando un papel fundamental en las empresas.

Sin embargo, hoy vamos a centrarnos en su influencia en el área de marketing y todo lo que ofrece al departamento de marketing, ya que puede aportarnos toda la información necesaria acerca de nuestros clientes para posteriormente crear una estrategia basada en sus necesidades.

¿Qué es el Big Data?

Es el conjunto de herramientas informáticas que tienen como finalidad la recopilación, gestión y análisis de enormes volúmenes de datos, generalmente desestructurados que no pueden ser gestionados por las herramientas tradicionales y con los que podemos obtener una enorme cantidad de datos relacionados con la empresa, clientes, financieros, etc.

Además de ser fundamental para las empresas, también esta presente en cualquier aspecto de nuestra vida cotidiana como: en la cuantificación del rendimiento personal a través de los dispositivos wearables, en la mejora de la salud pública, en cualquier deporte en el que analizar el rendimiento del jugador o mostrar una retransmisión más enriquecida a los espectadores, mejorando la investigación en la ciencia, en la optimización del rendimiento de máquinas y en cualquier dispositivo dedicado a la cuantificación y recopilación de datos que nos puedan ofrecer una solución práctica a un problema concreto.

El proceso de analizar toda esta cantidad de datos es realmente complejo y laborioso para conseguir unos resultados claros y rotundos que nos indiquen el camino a seguir en nuestra estrategia de negocio. Es por esto que muchas empresas optan por mandar los resultados obtenidos a consultoras especializadas en Big Data con el propósito de un hallazgo de conclusiones mucho más fiable y contundente.

Big Data en marketing, recopilación de datos que nos ayudan a tomar decisiones en el área de Marketing

¿Cómo nos ayuda el Big data en Marketing?

Aunque pueda parecer que el Big Data se trata de una herramienta enfocada a sectores relacionados con la ciencia, en el mundo de los negocios también debe estar muy presente a la hora de tomar decisiones importantes. En el área de marketing se ha convertido en una pieza fundamental para llevar a cabo campañas  de gran envergadura. Todo lo que podemos hacer con ella es:

  • Definir estrategias de marketing personalizadas: al conocer los gustos y necesidades de nuestros clientes, podemos adaptar nuestra línea de negocio a lo que ellos nos demanden. Las campañas de publicidad con las que persuadirles también irán enfocadas a estas necesidades.
  • Estructura de datos consolidada: tradicionalmente todos los departamentos de la empresa podían aportar su granito de arena en cuanto a la producción y desarrollo del negocio, incluyendo datos relevantes de sus áreas en un Excel, perdiéndose muchas veces por el camino. Actualmente el Big Data permite crear una estructura de datos única, sin que se pierdan datos entre departamentos.
  • Detectar oportunidades de negocio: al analizar los datos podemos conocer nuevas necesidades de los consumidores y con ello localizar oportunidades de negocio. Por ejemplo podemos ver qué producto ha visto el cliente, por cual se ha decantado comprar y , a raíz de esto, recomendarle otro producto similar o complementario.
  • Segmentación de clientes: definir los tipos de clientes con los que cuenta la empresa a través de sus comportamientos de compra y su evolución para ir adaptando la estrategia en cada momento.
  • Ayuda en la toma de decisiones: cuando tomemos decisiones, serán fundamentadas con datos empíricos de nuestro propio negocio.
  • Cuantificar riesgos: hay muchas clases de riesgo que se pueden detectar, ya sea relacionados con el abandono del cliente, con los métodos de pago o con estrategias de comunicación. Lo que nos interesa es detectarlos a tiempo para poder corregir los errores y modificar el rumbo de nuestras acciones comerciales.
  • Planificación y previsiones: podremos predecir cómo va a ir el negocio con más probabilidades de acertar, gracias a la inmensa cantidad de datos con los que tener una planificación más exacta. Los riesgos con menores con un buen análisis de datos.

Big Data centrado en el cliente

Con toda la información que nos ofrece el Big Data podemos extraer datos clave sobre el cliente: qué productos son los que le gustan, con qué campañas se siente más identificado, cuáles son los medios en los que nos escucha y en cuales expresan sus intereses (que redes sociales son las que más utilizan).

Con esta información podemos ir creando estrategias que le vayan guiando en el proceso de compra y le ayuden a completarlo satisfactoriamente. Además podemos clasificar que campañas publicitarias enviarle sabiendo que le van a interesar. Con un correcto análisis de toda la información que se recopila, se pueden reorientar de una manera mucho más acertada cualquier estrategia y conseguir una fidelización por parte de los clientes.

Para conseguir dicha fidelización, antes hay que ponerse en el lugar del cliente y pensar cómo podemos ayudar a reducir costes y riesgos asociados a la compra. Las grandes empresas de transacciones o Marketplaces procesan enormes cantidades de datos, que incluyen valoraciones del servicio tanto de proveedores como clientes, para reducir el riesgo del cliente y ayudarle a tomar la mejor decisión en cuanto a su compra. Esto es valorado positivamente por el consumidor, puesto que nos verá como una marca en la que confiar.

La interacción con nuestros clientes nos ayudará a conocerlos de una marera  más personal con la que generar conversiones o deseos. Esta técnica es importante implantarla sobre todo en redes sociales, donde se abrirán debates sobre la imagen de  la empresa o los productos que ofrece, y es ahí donde hay que actuar, brindando respuestas ante cualquier reacción u opinión de un usuario.

Big Data en Marketing, herramientas para la recopilación de datos

Herramientas del Big Data

Hasta el momento hemos estado hablando continuamente del análisis y procesamiento de datos, pero no de cómo se obtienen. Vamos a ver algunas de las herramientas más usadas en el Big Data en marketing:

Hadoop

Existe una plataforma de código abierto que se encuentra estrechamente relacionada con el Big Data llamada Hadoop. Se utiliza para almacenar, procesar y agilizar grandes volúmenes de datos. Dispone de un sistema para almacenar información en el que ésta se replica en varias máquinas, distribuyéndose de tal manera que si una máquina se cae no se pierdan los datos. Si es necesario añadir más información o capacidad de procesamiento, se añaden más servidores sin que haya problemas de compatibilidad o reorganización de los datos.

MongoDB

Es una base de datos NoSQL orientada a documentos (guarda los datos en documentos, no en registros). Es una herramienta adecuada para proyectos que requieran escalabilidad.

Elasticsearch

Es una potente herramienta para la búsqueda entre grandes cantidades de datos, especialmente cuando los datos son Nos permite indexar y analizar en tiempo real un gran volumen de datos y hacer consultas sobre ellos.

Apache Spark

Será una de las herramientas más rápidas de procesamiento de datos. Se considera el primer programa open source que hace la programación distribuida, es decir, distribuir el trabajo de recopilación de datos en varios ordenadores que trabajan como uno.

Apache Storm

Es una herramienta que procesa datos en tiempo real, por ejemplo datos de redes sociales donde es importante saber que temas se están tratando en ese momento y que es lo que se comparte. Puede utilizarse también para procesar los logs en las aplicaciones a las que accedemos y ver el uso que hacemos de ellas y los posibles errores que suelen aparecer. Para extraer información de redes sociales a través de sus APIs y analizar un fenómeno en tiempo real; recoger y procesar datos de sensores; buscadores verticales, web analytics, etc.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: