Cambios del Marketing digital en los últimos tiempos

Nos encontramos en una era en la que la digitalización es el motor de todas nuestras relaciones, pero más si cabe en la comunicación entre el consumidor y la empresa.

Son muchas las deducciones a las que se llega cuando se habla de los cambios que ha sufrido el marketing digital en los últimos tiempos, llegando a concluir que sus estrategia debe ir más allá de la publicidad cruzando muchas más fronteras que el mero hecho de “contar y vender”.

Ya no interesa que el consumidor conozca la marca y ya está, no, lo que se pretende es conocer bien a los consumidores y ver que se les puede ofrecer. Es por esto, que las campañas de marketing tienen que estar enfocadas a comprender el mundo del cliente y como pueden encajar los productos o servicios.

Son tres los grandes cambios que nos han llamado la atención a la hora de trazar estrategias de marketing y que se ven reflejadas en los cambios sufridos en la sociedad a la hora de comunicaros y establecer relaciones con las empresas y las diferentes marcas.

¿Es el vídeo en directo la nueva obsesión de la marcas?

Como íbamos hablando, el epicentro de la estrategia de marketing se centra en conocer el mundo del consumidor y sus necesidades, siendo la digitalización algo que se encuentra totalmente integrada en su día a día. Con esto no quiero decir que todo se tenga que traducir al mundo digital, sino que habrá que combinar estrategias en un canal digital con aquellas que humanicen el trato con los consumidores.

Una de las tendencias que está arrasando y que se ajusta a las características anteriormente descritas es el live o video en directo. Consiste en hacer vídeos en riguroso directo sobre aquello que te parezca interesante y quieras compartir con tus seguidores. Muchos medios de comunicación lo utilizan para hacer entrevistas en directo, hacer un análisis sobre algún estudio, o retransmitir noticias al instante. Las marcas optan por grabar vídeos promocionando sus productos haciendo algo “gracioso” o llamando la atención de sus consumidores.

Esta nueva forma de comunicarse se ha convertido en todo un furor en las redes sociales, y como no, las empresas quieren aprovechar su tirón invirtiendo todos sus esfuerzos en escenarios como Facebook, twitter, Snapchat, o Youtube.

El problema de estos éxitos tan abrumadores que surgen en las redes sociales es el contenido que introducimos en ellos. Normalmente son las marcas las que se suelen aprovechar de ellos convirtiéndolos en elementos corporativistas donde se hacen con el poder absoluto inundando todo de publicidad.

También ocurre lo mismo con los propios usuarios de la herramienta, que comienzan dándole un uso adecuado para finalmente acabar introduciendo contenido absurdo y comenzar la decadencia de la herramienta.

¿Es tan fácil crear marketing de contenido?

Creación de marketing de contenidos, todo lo que hay que saber

Otro de los focos en los que se centra el marketing de hoy en día es en generar contenido para su web, convirtiéndose en un elemento cada vez más valorado por las marcas y las empresas, empleándolo para posicionarse y conectar con sus consumidores dándoles a conocer sus productos y servicios.

A pesar que cada vez está cogiendo más fuerza este concepto y los clientes lo ven como una manera de conocer un poco más a cerca de la empresa y mantener una conexión más directa con ella,  lo cierto es que todavía hay muchas cosas que las empresas no conocen y que deberían ser consciente de ello (según un análisis publicado en Forbes hay muchos mitos que las empresas deben dejar de creer)

  • Crear contenido es una tarea muy laboriosa cuando realmente se quiere publicar contenido de calidad. Aunque pueda parecer que es muy sencillo, puesto que todo el mundo sabe escribir y redactar, supone una gran inversión de tiempo y esfuerzo el elegir temas que puedan resultar interesantes para el usuario y escribirlo de una manera fluida y amena para que no resulte cansina.
  • No por publicar más cantidad tienes más alcance, simplemente lo que se consigue es inundar el blog corporativo de contenido que realmente les puede interesar a unas pocas personas, cuando lo que interesa es crear contenido que les pueda ser útil y de gran interés al cliente final.
  • No todo el contenido tiene que estar publicando únicamente en la web, donde bien es cierto que ayuda a posicionarla, pero si queremos que nos conozcan fuera de nuestro “perímetro de confianza” deberíamos trabajar con algunas herramientas que publican contenido ayudándonos a dar a conocer la marca y posicionarla en un contexto diferente.
  • La cantidad de palabras es indiferente cuando se trata de crear contenido de interés, y es que no siempre los post más con más de mil palabras son los que mejor posicionan. Es lógico que no todos los temas merecen la misma extensión y el mismo número de palabras.

Para crear una buena estrategia de marketing de contenido es importante equilibrar todos estos puntos y ser consciente de los recursos con los que cuenta la empresa para poder llevarla a cabo.

¿Marketing digital para todas las edades?

Las marcas se entran en complacer a los mellenials

El marketing divide sus clientes o usuarios en tres grupos de personal diferenciadas según su edad, enfocando su estrategia y venta de productos, de una manera diferente según esta segmentación.

Por un lado se encuentran los Millennials, aquellos por los que las marcas se deshacen en halagos y esfuerzos para conocer sus gustos y necesidades e intentar contentarles con todo lo que este en sus manos. Esta fascinación se ve enturbiada por un elemento crucial que es la incomprensión. Muchos de estos jóvenes no tienen claro que es lo que quieren y esto dificulta la comunicación con las marcas que no saben cómo llamar su atención. Está claro que es la generación que ha crecido junto con los avances tecnológicos y los medios de comunicación social, pero también es la generación más indecisa en estos momentos, por lo que las empresas y marcas deben hacer sus cábalas y lidiar con ambas características.

Por otro lado se encuentran la generación X, aquellos adultos nacidos en los 60 y que ahora rondan los 50 años. Hoy en día han quedado eclipsados por el posicionamiento de las marcas donde al parecer no son un mercado tan potencial como el anteriormente descrito. Quizás las marcas olviden que son un grupo muy amplio de personas a las que es muy fácil llegar puesto que siguen consumiendo medios tradicionales como puede ser la televisión o la prensa escrita (los millennials y niños han rechazado por completo estos medios), pero además han comenzado a introducirse en el mundo digital utilizando internet en su vida cotidiana. Cuando las empresas se plantean como pueden llegar a sus consumidores a través de este canal, no tienen en cuenta esta segmentación, perdiendo un mercado muy potencial dispuesto a evolucionar y no nos olvidemos, con alto poder adquisitivo.

Por último se encuentran los llamados baby boomers, que son el gran nicho de los jubilados. Varios estudios demuestran la insatisfacción e incomprensión que sienten por parte de las marcas, fascinadas únicamente por la generación más joven de la sociedad. En este caso las marcas tienen un gran trabajo por delante, siendo los baby boomers un mercado por conquistar. Aquellas marcas que apuesten por este marcado, pueden conseguir unos resultados que jamás se hubiesen podido llegar a imaginar.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: