Como borrar datos e información de forma segura

La forma más habitual de borrar la información  de un dispositivo, ya sea un USB o disco duro, es eligiendo los elementos que deseamos borrar y presionar el botón suprimir o pinchando con nuestro ratón en «Eliminar», y vaciar la papelera de reciclaje para eliminar los archivos, formatear el equipo o tirar a la basura el dispositivo que ha dejado de funcionar.

Pero mucha gente no sabe que ninguna de estas formas es un modo seguro de borrar el contenido de nuestros dispositivos, ya que existen ciertas herramientas que nos permiten recuperar está información que dábamos por eliminada o perdida. Un ejemplo de este tipo de aplicaciones sería Smart Flash Recovery.

¿Por qué no se borra la información cuando procedemos a eliminar los archivos?

Esto sucede porque al crear un archivo con su información en un dispositivo, el sistema operativo también guarda en una lista la ubicación de los archivos que se encuentran en el dispositivo. Entonces, cuando procedemos al borrado o formateo de los archivos del dispositivo lo único que estamos consiguiendo con ello es «tachar» en esta lista la ubicación de la información, pero el contenido todavía se encuentra en el dispositivo.

¿Cómo se puede borrar la información de forma permanente y segura?

Dependería de si se desea reutilizar el dispositivo de almacenamiento o no.

datos

Si se quisiera reutilizar el dispositivo de almacenamiento se podría utilizar el método de sobre escritura. Con la sobre escritura lo que se hace es ocupar el espacio del dispositivo de almacenamiento con nuevos datos que no tengan ningún tipo de información confidencial o perjudicial contra nuestra persona o empresa. Con esto conseguiremos que en caso de recuperar algún tipo de información solo pudiesen recuperar la información recientemente escrita, existen herramientas gratuitas y de pago para realizar el proceso de sobre escritura que utilizan sistemas avanzados como el método Gutmann de treinta y cinco pasadas o el método DoD 5220.22-M.

En caso de no querer reutilizar el dispositivo se podrían tomar otras medidas como son la desmagnetización o la destrucción física. Usando la desmagnetización se expone al dispositivo a un campo magnético dependiendo del tamaño del dispositivo hace falta mayor o menos potencia, una vez desmagnetizado el dispositivo dejará de funcionar y no se podrá recuperar la información. Mientras que en la destrucción física se destruye por completo el soporte físico siendo imposible su reutilización.

 

Fuente: Inteco (Instituto nacional de Tecnologías de la Comunicación)

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: