¿Consolidar, Colocation o moverse a la nube?

Hemos encontrado en la página de TechTarget un artículo muy interesante. En él se tratan qué aspectos deben tener en cuenta los responsables de IT de una empresa a la hora de actualizar su infraestructura IT: ¿Consolidación o subcontratar mediante CoLocation o servicios en la nube (cloud computing)?

Uno de los principales desafíos de los responsables IT es el incremento de la demanda de recursos en los centros de datos. También hay que considerar el recorte en los presupuestos disponible debido a la actual situación económica, introduciéndose conceptos hasta ahora «desconocidos» en los departamentos tecnológicos como el ROI o el coste de propiedad (TCO).

Muchos responsables se encuentran con que sus centros de datos están sobreutilizados con los costes que suponen debido a un alto consumo de energía. El desarrollo de nuevas tecnologías como servidores blades, virtualización o soluciones en la nube les ha forzado a considerar nuevas preguntas y opciones:

  • ¿Pueden ser reemplazados los servidores actuales por blades u otras tecnologías?
  • ¿Puede ser implementada la virtualización en mi actual infraestructura?
  • ¿Se pueden combinar servicios en servidores?
  • ¿Puede ser mejorado mi sistema de almacenamiento?

Si la raíz del problema es la utilización de hardware, los profesionales IT deberían considerar soluciones de virtualización. Por ejemplo, si una CPU de un servidor está infrautilizada, el desarrollo de múltiples servidores virtuales bajo la misma CPU puede reducir la necesidad de servidores físicos.

Sin embargo, la virtualización puede incrementar las necesidades de energía y refrigeración de los servidores, y algunos centros de datos de empresas no pueden soportar dicho incremento. En este punto, ¿qué otras soluciones tiene el responsable IT? Soluciones Colocation, alquiler de espacio en centros de datos con condiciones especiales para alojar granjas de servidores, o soluciones en la nube (cloud computing).

CoLocation ofrece las siguientes ventajas para aquellos que quieran actualizar o reemplazar sus centros de datos:

  • Costes iniciales menores de ancho de banda debido a que los principales proveedores de telecomunicaciones se encuentran en ellos.
  • Disponibilidad, la mayoría de los CPD profesionales tienen salvaguardas ante cualquier contingencia.
  • Seguridad física en el acceso a los servidores.

Los proveedores de soluciones en la nube pueden ser una alternativa a la expansión tradicional de centros de datos. El cloud computing, a grandes rasgos, equivale a mover las aplicaciones corporativas en sistemas alojados (hosted). El acceso a las aplicaciones se realiza mediante un navegador web. Las ventajas de una solución cloud son:

  • Escalabilidad en función de las necesidades del usuario.
  • Rápida implantación.
  • Menores costes iniciales y de soporte.
  • Ubicuidad, los usuarios pueden acceder a la aplicación desde cualquier lugar del mundo.

Por otro lado, hay que considerar los siguientes aspectos negativos de las soluciones cloud:

  • Los usuarios dependen de una conexión fiable de Internet para poder acceder a la aplicación.
  • Es posible que ciertos servicios cloud no ofrezcan el mismo nivel de fiabilidad como problemas de latencia o rendimiento.
  • Seguridad, los servicios en la nube son accesible vía Internet y son susceptibles de ser interceptados por terceros.

Como conclusión indicar que los responsables IT deberán tomar la decisión en función de sus necesidades y el tamaño de su empresa. Por ejemplo, una pequeña empresa que depende de su página web, con una solución simple de hosting puede ser suficiente. Una gran empresa puede encontrar más económico tener su propio centro de datos, mientras que una empresa mediana puede beneficiarse de soluciones Colocation.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: