El impacto del Black Friday en el e-commerce

El impacto del Black Friday en el e-commerce. ¿Qué deben hacer tanto cliente como empresario?

Ha llegado el esperado Black Friday y cada vez son más los que se unen a esta gran fiesta de los descuentos. Para no morir de éxito, tanto los usuarios como los responsables de las tiendas online deberán estar preparados para afrontar este periodo de ofertas prenavideñas.

Black Friday 2015

Hasta hace unos años, el inicio de la Navidad en España lo marcaba el encendido de luces de unos conocidos grandes almacenes. Pero, como en casi todo, la tendencia ha cambiado: hoy el periodo navideño arranca con el llamado Black Friday, una jornada de importantes descuentos que se celebra el último viernes del mes de noviembre. Aunque el fenómeno es relativamente reciente en nuestro país, poco a poco se ha ido popularizando, hasta el punto de que España es el segundo país de Europa donde esta fecha es más importante en cuanto al impacto que tiene en las ventas, solo superado por Reino Unido.

Esta jornada de rebajas tiene un especial impacto en las ventas en internet: el 55,6% de los comercios electrónicos realiza ya campañas específicas para el Black Friday. La Asociación Española de Economía Digital (Adigital), prevé que entre este viernes y el Ciber Monday (la segunda jornada de descuentos, esta solo centrada en el comercio online, que tendrá lugar el próximo 30 de noviembre) se alcancen los 1.172 millones de euros vendidos, un 11% más que en el año 2014. Pero además del fin de semana, algunos e-commerce ya ofrecen suculentas ofertas los días de antes.

No cabe duda de que esta costumbre importada de Estados Unidos está cambiando los hábitos de consumo en España de cara a las fiestas: con descuentos de hasta el 70%, se prevé que un 54% de los consumidores se sumen al Black Friday este 2015, un 21% más respecto al año pasado según un estudio elaborado por la cadena Worten. Entre ellos, un 36% asegura que comprará más que en 2014: la media de gasto es de 202 euros por persona, un 8% más respecto al Black Friday anterior. En total, se esperan más de 1.000 millones de euros en ventas en España en este fin de semana.

Pero para sobrevivir a esta marea de descuentos, y salir victorioso, el usuario no debe olvidar una serie de recomendaciones básicas, más importantes todavía en las compras por internet: hacer una lista de necesidades y un presupuesto, y no dejarse guiar por las atractivas ofertas para comprar compulsivamente; comparar precios en diferentes comercios, existen sitios web y aplicaciones móviles especificas del Black Friday que ayudan a realizar estas tareas de comparación; analizar si la oferta vale la pena; pues no todo van a ser grandes hallazgos; conocer la política de devolución de la tienda online, según la Ley de Consumidores y Usuarios el usuario tiene catorce días naturales para devolver un producto sin tener que realizar ningún tipo de justificación. “Es importante asegurarse de que el comercio tiene una protección segura y de que pagar de forma electrónica es fiable; y, sobre todo, no olvidarse del comprobante de compra”, asegura el experto Javier Lázaro, CEO de nerion.

Pero también es importante no morir de éxito si eres el propietario de la tienda online: el tráfico de visitas puede llegar a crecer entre 10 y 20 veces el tráfico normal de un día. Por eso, hay que prever los problemas de antemano. “El objetivo de nuestra tienda online debe ser proveer un servicio consistente, fácil de utilizar y con una alta disponibilidad para nuestros clientes. Por lo tanto, debemos cuidar todos los aspectos relativos a la experiencia de usuario: ofrecer una página sencilla e intuitiva, tener disponibilidad de stock, gestionar bien los pedidos y dar un buen servicio post-venta”, explica el CEO de nerion.

“Para generar más confianza y seguridad a los usuarios, recomendamos que la tienda online utilice un Certificado de Seguridad SSL. Por una parte aseguramos al usuario que el intercambio de datos con el comercio electrónico se hace de forma segura y, por otro lado, autentificamos la identidad de nuestra página web”, ha destacado Lázaro como uno de los aspectos más importantes.

Otro aspecto fundamental es evitar saturación o caídas del servidor: “Un problema grave de caída de la web durante horas o una falta de stock de los productos más demandados impactaría directamente en las cifras de negocio y en la imagen de marca proyectada a nuestros clientes”, Lázaro.

Sobre el ecommerce en Aragón

El gasto en e-commerce de los aragoneses se sitúa en 1.330 euros, unos 200 euros por debajo de la media española. Los 5 de productos más adquiridos online por los aragoneses fueron, por este orden, las entradas con un 60% superando a la media nacional del 54%; en segundo lugar los viajes (55%), y en tercer lugar las telecomunicaciones con un 49%, aunque ligeramente superando también a la media nacional (48%). El cuarto y quinto puesto es para los libros/música (41%) y los electrodomésticos y la tecnología (37%).

Un 82% de aragoneses utiliza el ordenador para realizar sus compras en internet, frente a otros dispositivos como tablets o smartphones, y, entre las formas de pago, la más popular es PayPal, habiendo un 67% de estos ciudadanos que paga sus compras online a través de esta plataforma, frente al 71% de la media española.

Una de las curiosidades más consultadas que tiene Aragón es que cuenta con el pueblo que más tiendas online tiene por habitante: se trata de Castelseras, en Teruel, donde hay 800 habitantes y siete e-commerce. Ricardo Lop, director de Aceros de Hispania, ha sido su principal impulsor. Conocido en toda la provincia, vende cuchillos, espadas y sables en más de 90 países. Su éxito ha hecho que todo el pueblo se vuelque con Internet y ya ha ayudado a varios proyectos locales a despegar. Lop lleva casi 10 años pregonando que se puede hacer comercio electrónico desde cualquier pueblo por pequeño que sea y demostrándolo a diario.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: