Google en tiempo real

Google ha cambiado por completo la forma en que busca y analiza contenidos por toda la Red. Según explican en el blog oficial de la compañía, es «la mayor colección de contenido» que han ofrecido nunca. Todo ello para ofrecer los resultados más específicos posibles en el menor tiempo, se busque lo que se busque.

El nombre de la nueva tecnología desarrollada por Google es Caffeine. Con dicha tecnología, Google quiere acercarse todo lo posible a las búsquedas en tiempo real en toda la Red. Pero para eso, primero, tienen que saber lo que hay en cada página de Internet y almacenarlo. De ahí el cambio, dado que ahora no sólo hay cada vez más texto, vídeos o fotos, sino que además los formatos cambian y se modifican de forma constante.

Según Google, Caffeine ha reducido el nivel de profundidad de las capas de su índice. Es decir, si antes se actualizaba la capa principal de este ‘archivo’ cada dos semanas buscando prácticamente en toda la Red, ahora hay más capas que analizan partes más pequeñas de Internet de forma constante. De este modo, pueden encontrar y ofrecer más rápido no sólo el nuevo contenido de las grandes páginas, sino el de sitios más pequeños. Hasta un 50% más rápido, según explican en Search Engine Land.

Además, se ha mejorado la capacidad de almacenamiento. Cada segundo se analizan cientos de miles de páginas. En total, este índice almacena ya casi 100 millones de gigabytes de información en una única base de datos a la que añade cientos de miles de gigabytes cada día.  Asimismo, se almacenarán más detalles de cada página web, lo que permitirá al buscador adaptarse con flexibilidad a futuros cambios.

Ante la competencia de sitios como Twitter o Facebook, que trabajan en tiempo real y donde los usuaios pueden ver de forma inmediata lo que ocurre a su alrededor, Google se ha movido para acercarse todo lo posible a ellos. Con la diferencia de que estos competidores gestionan un sistema cerrado y controlado mientras la ambición de Google es buscar en toda la información que hay en la Red, sea de quien sea y esté donde esté.

Lo nuevo es que, ahora, los sitios pequeños tendrán más relevancia porque Google los analizará mucho más rápido. Y los internautas podrán ver, quizás, más variedad de resultados  en sus búsquedas aunque los principales seguirán siendo prácticamente los mismos.

Fuente: elmundo.es

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: