Guía para mejorar la velocidad de carga de tu WordPress

¿Quieres mejorar la velocidad de carga de tu WordPress? ¿Crees que no carga todo lo rápido que podría cargar? ¿Necesitas más velocidad en tu proyecto web? Después de leer y aplicar los consejos prácticos de nuestra guía conseguiras que tu WordPress vaya mucho más rápido.

WordPress es el gestor de contenidos por excelencia, el rey de reyes o lo que es lo mismo, el CMS más empleado a nivel mundial, y esto es por alg

Cómo ya sabrás la utilización de WordPress y su manejo es aparentemente sencillo, y además ofrece una gran variedad de posibilidades según cuál sea nuestro proyecto web.

Sin embargo, en muchas ocasiones (sobre todo tras un tiempo empleando el CMS) solemos cometer una serie de errores, muchos de ellos muy típicos que todos hemos cometido alguna vez y que hacen que nuestro WordPress se ralentice a niveles insospechados.

Este hecho hace que nuestro sitio web pierda optimización, y sobre todo en tiempo de carga. Llegados a este punto supongo que sabrás que los usuarios no tienen una paciencia ilimitada, y que si la web que intentan visitar muestra un tiempo de carga web superior a los 3 segundos suelen salir de la web sin que tan siquiera llegue a cargarse…

¿Una pena, no crees? Y ya puedes despedirte de ese usuario, porque ya te aseguramos que no volverá a tu web como returning visitor… Además Google “te querrá menos”, porque tu experiencia de usuarios será mucho peor y tu porcentaje de rebote aumentará. Por lo que afectará de lleno en tu posicionamiento SEO.

Para echarte una mano y evitar que pierdas más y más usuarios en tu web, hemos preparado esta guía para OPTIMIZAR TU WORDPRESS.

Mejorar la velocidad de carga de tu WordPress con estos consejos

Hemos delimitado 9 tips, que están ordenados según la dificultad de ejecución, los primeros son los más sencillos de implantar y los últimos requerirías unos conocimientos algo más avanzados para su ejecución o quizás ayuda externa. Sin embargo, los hemos simplificado en gran medida para facilitar su implantación todo lo posible en cualquiera de los casos.

No hace falta recordarte que puedes contactar con nosotros en cualquier momento para cualquier ayuda o aclaración.

Bueno, dicho todo esto… ¡Comenzamos!

Análisis para saber cómo mejorar la velocidad de WordPress

A pesar de que WordPresss es un gestor de contenidos que funciona muy bien y su velocidad de carga es buena, cuando se le añaden plugins de otros desarrolladores y temas con muchas funcionalidades, la velocidad de carga comienza a disminuir.

Aunque queramos comparar este gestor de contenidos con alguno de su competencia, no hay nada que hacer, WordPress se lleva la palma en cuanto a la velocidad y servicios prestados.

Antes de comenzar a optimizar tu WordPress, lo primero que te recomendamos es conocer en qué punto te encuentras exactamente para poder comenzar a hacer modificaciones, y así comparar los resultados de nuestras mejoras. Para ello puedes utilizar GTMetrix, una herramienta gratuita y además muy fiable con la que podrás analizar:

  • El rendimiento de tu web
  • El peso de la página
  • Cuantas consultas hace a la base de datos
  • El tiempo que tarda en cargar

Una vez conocidos todos estos datos, pasaremos a analizarlos y de esta manera podremos tomar la decisión de que aspectos deben mejorarse en tu página web, delimitando también la prioridad de las mismas.

Este es el análisis que has hecho tú en la página, pero ¿en que se fija Google cuando visita tu web?

  • Como todos nosotros cuando conocemos a alguien, lo primero que le preguntamos es el nombre, Google actúa de la misma forma, se fija en el nombre de la web, es decir, cómo sirves la página (si lleva www y si tiene certificado de seguridad SSL, muy importante para catalogar la web como segura).
  • Cómo se estructura el HTML, CSS y Java script.
  • Si la respuesta del servidor es rápida. Para tener siempre una respuesta preparada, utiliza un sistema caché (se trata de la memoria de acceso rápido de un microprocesador, que guarda temporalmente los datos recientes de los procesados).
  • Si las imágenes están optimizadas. Revisa todas las imágenes para comprobar cuántos píxeles tiene, el tamaño, calidad y resolución. Todo esto lo tiene en cuenta a la hora de posicionar la web y conseguir atraer a la mayor cantidad de usuarios.
  • En los enlaces tanto internos como externos, así que evita enlaces duplicados haciendo referencia a la misma página o imagen.
  • Existen otros parámetros que tiene en cuenta a la hora de indexar y posicionar la web, pero estos que te hemos contado son los más destacados y básicos que tu web debe cumplir para tener una buena relación con el buscador de google y poder posicionar.

Todos estos elementos son de importancia en cualquier web, y hay que tratar de optimizarlos al máximo posible para sacarle el mayor rendimiento posible a nuestra página web.

¿Cómo mejorar la velocidad de carga de tu WordPress?

Bien… una vez analizada nuestra página web y detectado que tenemos un problema de carga de la misma, y has descubierto que es más lenta que un caracol… Es hora de darte los pasos y consejos para mejorar el tiempo de carga de tu web rápidamente, y convertirte en el Nº 1.

En primer lugar, tienes que saber que no existe una aplicación mágica que al instalarla haga que tu página web sea perfecta y tenga la mejor velocidad de carga ¡para nada! Sino que es un conjunto de varios elementos que afectan todos por igual y que hay que ir trabajando poco a poco.

Estos son nuestros consejos o tips para optimizar el tiempo de carga de tu WordPress:

  1. Escoger un buen Hosting es la base de tu página web, por lo que los cimientos deben ser sólidos
  2. El uso de una plantilla ligera te será de gran ayuda
  3. Usa plugins ¡pero tampoco te pases!
  4. Optimiza todas tus imágenes
  5. Estate muy atento a tus URLs
  6. Gestionar el caché, mejora el tiempo de respuesta del servidor
  7. Optimizar la base de datos
  8. Mejorar la carga de Java Script y CSS
  9. Añade un CDN

Si cumples a raja tabla estos 9 consejos el tiempo de carga de tu web mejorará hasta límites insospechados, y tu WordPress empezará a moverse por Internet con la rapidez y agilidad de una liebre en vez de con la lentitud de un caracol… ¿Sencillo no crees?

1.-Elección de un buen hosting

La elección de un buen hosting es el pilar fundamental para consolidar tu web y hacer que la carga sea rápida sin descuidar factores tan importantes como la seguridad y la accesibilidad.

Además el soporte técnico es básico, porque créeme… lo utilizarás. Así que aléjate de los proveedores de hosting que no tengan un buen soporte técnico que ofrecerte.

Una buena base es importante para evitar problemas futuros. Tomate tu tiempo en comparar y elegir el proveedor de hosting que mejor se adapte a tu proyecto web, evalúa su experiencia en la implantación y optimización de sus servidores para que WordPress se ejecute en las mejores condiciones.

Considera el trato personal y asistencia técnica que ofrezcan, ya que serán necesarios cuando los problemas comiencen a parecer.

Puede que te surja la duda a la hora de plantearte si es mejor alojarlo en un servidor compartido o uno dedicado. La diferencia es considerable, el hosting compartido supone alojar varias webs a la vez subdividiendo su espacio y capacidad de alojamiento en espacios más pequeños, donde reside cada uno de los sitios webs alojados. Es como si vivieras en un bloque de pisos con más vecinos, algunos pueden ser molestos y otros no, a eso te expones cuando contratas estos servicios. En este caso compartes recursos del servidor como: espacio en disco, CPU, memoria RAM, transferencia mensual, ancho de banda, IP, etc.

Si ya tienes experiencia en montar webs, tienes varias y sabes cómo manejar un hosting, igual te interesa poder disponer y gestionar tu propio servidor, por lo que necesitarás un servidor dedicado. Las ventajas que ofrece es que son para un uso exclusivo, garantiza una mayor autonomía en la administración de un sitio web y dispone de capacidad para alojar múltiples webs.

La elección de uno u otro depende de la envergadura del proyecto en el que estés trabajando. Si estás comenzando y no sabes que te va deparar el futuro, la mejor opción sería un hosting compartido (siempre tienes la opción de poder cambiar de hosting en el caso de necesitar más recursos), si por el contrario el proyecto es de gran envergadura y vas a tener que soportar mucho tráfico, el hosting dedicado se adaptará mucho mejor a tus necesidades.

También existe otra opción, trabajar desde la nube. La principal característica del cloud hosting es su flexibilidad. Podrás aumentar o disminuir recursos (CPU, RAM, espacio) de forma puntual o permanente para ajustar tu proyecto a la demanda que tengas en cada momento.

2.-Utilización del tema

En este apartado trataremos la estructura y la parte visual de tu página web, es decir, con la elección de la plantilla.

Una plantilla ligera te será de gran ayuda, ten claro que no por tener más funciones es mejor, lo importante es que se adapte tanto a tu idea como al tema que vayas a tratar, y lo más importante de todo es que trabajes de manera cómoda con ella.

Aquí dispones principalmente de dos opciones, o bien te decantas por una plantilla ofrecida directamente por el propio WordPrees o bien decides instalar una (seguramente menos vista) descargándola de alguna plataforma externa.

Si tu elección es la segunda debes de tener muy segura que la procedencia de esa plantilla, no sea de ningún sitio malicioso (ya que en ocasiones están infectadas). Por suerte existen plataformas seguras y fiables que te ofrecen una gran cantidad de plantillas a escoger según el proyecto que tengas en mente, por ejemplo, themeforest.

Como ocurre con los plugins es interesante que antes de instalarla veamos el número de descargas que tienen, ya que el respaldo de una amplia comunidad implica que se hagan actualizaciones y por tanto mejore la seguridad o sus funcionalidades.

El tema será como tu sello de identidad con el que te identificarán tus clientes o usuarios de tu web. En la actualidad existen miles de plantillas (temas de WordPress) con diseños específicos para cada sector o ámbito laboral. La mayoría de ellas son de calidad y gratuitas, también desde el dashboard de WordPress puedes obtener muchos temas rápidamente e instalarlos en varios pasos muy sencillos de seguir.

Lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir el tema, es que cubra los apartados o departamentos que queremos que aparezcan en nuestra web, no debes guiarte por la dificultad que tenga o la inmensa cantidad de configuraciones que te ofrezca (si por ejemplo hay un apartado para videos y tú no lo necesitas, pues escoge otra que te ofrezca algo a lo que realmente le vayas a dar uso).Utilizar temas pensados para proyectos grandes en pequeños sitios webs es un error que con el tiempo acabas pagando, ya que sobrecargas la página haciéndola mucho más pesada repercutiendo en la velocidad de carga. Si quieres que tu página sea rápida, opta por un enfoque minimalista.

Asegúrate que pase por procesos de actualizaciones regulares, que sean fluidos (Responsive Web Design) de manera que se adapten correctamente a cualquier dispositivo en el que tu web se muestre.

Cada vez son más los desarrolladores que publican regularmente sus temas de calidad. Una cosa es instalar la plantilla y otra optimizarla. Con esto quiero decir, que una vez que la has instalado, tienes que trabajar para dejarla perfecta en cuanto a usabilidad y que el usuario se sienta cómodo a la hora de navegar en ella, por otro lado también deberás optimizar SEO para conseguir un buen posicionamiento en cuanto a búsqueda orgánica.

Hay temas que requieren el uso de un framework para funcionar, es decir, un conjunto estandarizado de conceptos, prácticas y criterios para resolver un tipo de problemática particular que sirve como referencia para el resto de personas que se encuentran en la misma situación. Esto hace que en ocasiones se sobrecargue innecesariamente tu instalación web.

3.-En ocasiones MÁS es MENOS | Utiliza los plugins necesarios

WordPress dispone de tal infinidad de plugins que prácticamente pueden hacer cualquier cosa que se te ocurra, y de ahí viene el problema… al no saber diferenciar en muchas ocasiones cuales son necesarios y cuales son un “pozo de consumo de recursos”.

Antes de empezar debes de saber que no es aconsejable descargarse según que plugins, y que tienes siempre que descargues algún plugin de WordPress debes de tener en cuenta los siguientes consejos o pasos para evitarnos pasar malos tragos en el futuro:

  1. Descargarse plugins de autores fiables
  2. Contrasta la compatibilidad de tu plugin con theme y tu versión de WordPress.
  3. Contra más descargas, recomendaciones y comentarios positivos mejor. Evita descargar plugins con pocas descargas o malas reseñas.
  4. Otro aspecto a tener en cuenta es la versión del plugin y su última actualización, ya que si este es muy antiguo puede tener problemas de seguridad.

Siguiendo estos sencillos pasos evitarás muchos problemas en el futuro, te lo aseguramos…

Obviamente existen plugins que son necesarios ya que se trata de herramientas que extienden la funcionalidad del WordPress, pero no nos volvamos locos instalándolos sin control… ya que algunos de ellos consumen muchos recursos y ralentizan con creces la velocidad de la web.

Debes tener en cuenta que los plugins que instales realicen algún cometido de utilidad para tu web, de otra manera, si instalas aquellos que utilizas muy pocas veces o nunca, ocuparán un espacio imprescindible en el dispositivo y en la memoria de ejecución.

¿Qué plugins son básicos en cualquier web?

Hay algunos plugins que son imprescindibles tener instalados en toda página web para temas como: caching, backups u optimización (harán que tu web sea más segura).

Por ejemplo, wordfence es un plugin muy interesante que aporta a la web seguridad. Además podemos encontrar también que hay plugins para construir contenidos, para relacionarte con tus lectores, clientes o usuarios y otros simplemente para rellenar (pero estos últimos evita instalarlos).

Para conocer cuáles son los plugins que más recursos nos están consumiendo en nuestro servidos podemos utilizar varias herramientas:

  • WPTOP: Es una combinación de plugin con extensión para PHP (XHPROF) que se utiliza para detectar funciones que tardan mucho en cargarse y por lo tanto consumen más recursos en el procesador.
  • P3 Profiler: La información que ofrece el plugin raramente sirve para algo si no se tiene experiencia en la resolución de este tipo de problemas.

Es importante que conozcas los plugins que tienes instalados y que no repitan funciones a realizar puesto que esto hacer que entren en conflicto y acabe generando errores en la página web.

Además los plugins cargan sus propios scripts y estilos (necesarios para que el plugin funcione correctamente), pero no es necesario que se carguen en todos los apartados del tema. Esta sobrecarga de scripts y estilos también hace que se ralentice nuestro sitio.

Los plugins se cargan todos a la vez sin saber cuál de ellos va a ser empleado, generando una especie de cuello de botella que colapsa la web. Y te preguntarás… ¿Esto tiene una solución? Pues sí… y se encuentra irónicamente en otro plugin:

  • WP Deferred JavaScripts
  • JS & CSS Script Optimizer

4.-Una imagen vale más que mil palabras – pero no a cualquier precio

Las imágenes en los diseños web de hoy en día son fundamentales a la hora de captar la atención de los usuarios e incluso el elemento detonador a la hora de realizar la compra. Es por esto por lo que hay que trabajar muy bien su uso y la calidad de cada una de ellas. Pero tenemos que optimizarlas, ya que si no podríamos estar pagando un precio muy elevado en forma de aumento de tiempo de carga.

Mejorar la velocidad de carga de tu WordPress

Todos sabemos que las imágenes son una parte fundamental en el diseño de la página, ya que son el elemento que más llama la atención a la hora de atraer al consumidor. Es por ello por lo que no debemos prescindir de ellas, pero si reducir el peso, con lo que conseguiremos:

  • Aumentar la velocidad de carga de la página
  • Reducir el espacio ocupado en el servidor
  • Optimizar el consumo de recursos del servido

Antes de comenzar con la optimización de imágenes, lo ideal es reducir el tamaño de una imagen para que encaje exactamente con los píxeles donde vaya a estar situada. Define cuantos son los píxeles quieres que tengan tus imágenes y reduce todas aquellas que los sobrepasen, para conseguir que todas tengan el mismo tamaño.

Por ejemplo, 700 pixeles de ancho y 450 de altura. Que esos sean tus límites y cúmplelos a rajatabla. De esta forma te ahorras unos cuantos bytes que no aportarían nada pero que sí serían perjudiciales para tu sitio web.

Otro tema importante que hay que tener en cuenta es el formato en el que subimos las fotos, imágenes, ilustraciones, etc. Siempre que puedas, escoge .jpg por encima del formato .png. Es un formato mucho más ligero con el que tus fotos de cargan de manera más rápida.

Si llevando a cabo todos estos consejos, tus imágenes o fotos siguen ocupando mucho espacio, puedes utilizar varias herramientas que te ayudan a conseguir reducir su peso manteniendo la misma calidad:

  • Compresor.io: Es muy sencillo de utilizar, arrastrando la imagen hasta la herramienta con la que te reduce el peso. Soporta 4 tipos de formatos:JPEG, PNG, GIF, y SVG.
  • Kraken.io: Muy similar a la anterior ofreciendo los mismos servicios, pero con una cuenta Pro ofrece servicios extra. Te deja comprimir cualquier imagen solo copiando la URL de la misma, elegir el tamaño de ancho y alto en píxeles una vez finalizada la compresión.
  • Image optimizer: Solo hay que subir el archivo, elegir el tamaño que deseas, y escoger entre 6 tipos diferentes de compresión que varían de muy pequeño, a la mejor calidad.

A su vez existen plugins destinados a optimizar las imágenes, nosotros queremos destacar el plugin WordPress Smush Image Compression and Optimization debido a su más de un millón de descargas y su valoración. Este plugin es capaz de comprimir cualquier imagen de cualquier directorio optimizando las imágenes de tu sitio web. Puedes descargarlo desde la página oficial de WordPress.

Una vez que ya tenemos la imagen con el tamaño y peso deseados, lo siguiente que debemos hacer es optimizarlas. Google también revisa las imágenes que utilizamos para posicionar la web, por lo que si se lo pones fácil, podrá leer las imágenes de tu web y las valorará positivamente. Así que manos a la obra y a trabajar el SEO en las imágenes para llamar la atención de los usuarios y navegadores:

  • El nombre asignado es importante: Procura describirla con la palabra clave que quieres posicionar. Por ejemplo si estamos posicionando email marketing, nombrarla con email-marketin.jpg
  • No te olvides del texto alternativo: con esto nos referimos a la etiqueta “alt”. Google no es capaz de interpretar la información que ofrecen las imágenes; es por ello que hay que usar el atributo ALT y describir lo que se ve en ellas.
  • Utiliza el “title” para poner título a la imágenes: Se trata del texto que se mostrará cuando sitúes el cursor encima de la foto, por lo que hay que poner algo que describa la imagen, o por lo menos que tenga relación con ella.
  • Sitúa la imagen en un lugar de la página donde se esté tratando el tema que ella refleja: Si el contenido que rodea a la imagen contiene la keyword a posicionar, y texto de aporte valor con frases en negrita y títulos, mejor que mejor.

5.- Optimizar URLs

La URL es la versión en texto para sustituir a las direcciones IP, es decir, el nombre con el que nos van a reconocer. Es importante que trabajemos este punto ya que es la primera imagen que los usuarios tienen de nosotros.

Lo primero que hay que saber con respecto a las URLs es que todo contenido en la web debe de tener una única URL, de este modo evitaremos cualquier problema de contenido duplicado en los motores de búsqueda, lo que facilitará la respuesta del servidor y por lo tanto la velocidad de la web aumentará.

Es importante añadir la palabra clave en la URL siempre que se pueda por varios motivos:

  • Muchas veces las URLs son publicadas en redes sociales o blog, sin añadirles un anchor text, es decir, las palabras incluidas en el texto sobre las que se va a insertar la URL, por lo que si únicamente vamos incluir la URL sin añadir nada más es importante que esté bien optimizada.
  • Ayuda a los usuarios que encuentren tu URL en redes sociales, en un correo electrónico o cualquier otro medio a entender qué es lo que se va a encontrar en la página.
  • Las palabras clave se resaltan en los resultados de búsqueda y las URLs son una parte muy importante de lo que se muestra en Google.

Los parámetros en una URL hay que evitarlos en la medida de lo posible, lo primero de todo porque aumenta de tamaño la URL y no es bueno que sea muy extensa. Lo segundo porque muchos de estos parámetros no cambian el contenido de la página y esto produce que haya muchas URLs para el mismo contenido.

Muchas veces nos encontramos en la situación que queremos que varias páginas nos redireccione a otra que consideramos “la principal” y no sabemos muy bien cómo hacerlo. Pues bien, mucho cuidado a la hora de enlazar una con otra: Si la URL A redirige a la URL B, pero si la URL B además redirige a la URL C nuestra página puede comenzar a dar problemas ya que Google puede considerar que se trata de una cadena de redirecciones muy larga. Es por esto por lo que sería mucho mejor que la URL A redirija directamente a la URL C y así evitarnos problemas con nuestro amigo Google.

A parte de mejorar el rendimiento de la web y la velocidad de carga, estos consejos también son útiles para optimizar le SEO y mejorar el posicionamiento de la página.

6.-Gestionar el caching de tu web

Cachear la web quiere decir que Google almacena documentos web para reducir el ancho de banda consumido, la carga de los servidores y el retardo en la descarga. Lo que se pretende con esto es no tener que pedirle constantemente los datos de la web al servidor, sino que esta te devuelva los resultados que ha cacheado anteriormente a peticiones recurrentes que hagan de tu web.

El gestionar el caché, como ya hemos comentado arriba, es un elemento importante ya que cuanto más rápida sea la respuesta del servidor mejor nos posicionará Google.

Toma nota de este plugin, que te facilitará la vida a la hora de mostrar tu web a los usuarios. Se llama Super caché y lo que hace es mostrar la información a los clientes de una manera mucho más rápida y eficaz. Para conseguir esto, lo que hace es guardar toda la información de la página en la memoria, para que la próxima vez que la acceda a la misma página, le muestre lo que tiene guardado rápidamente.

También puedes utilizar WP-Rocket, es un plugin más independiente que el anterior y su funcionamiento no depende directamente de otros factores como del TTFB. Puedes probar los dos y ver cual funciona mejor en tu sitio web escogiendo aquel que consiga reducir el tiempo de carga en una mayor medida.

optimiza y Mejorar la velocidad de carga de tu WordPress con estos pasos

7.-Optimizar la base de datos

Cuando trabajamos con una nueva web que acabamos de lanzar al mundo hace escasos días, la información que tenemos en nuestra base de datos es muy escasa, pero a medida que nuestra web va consiguiendo más tráfico y actividad, los datos de la base de datos van creciendo poco a poco, hasta que llega un momento en donde la información que le solicitamos tarda más tiempo en entregarse. Si la base de datos MySQL es lenta en los accesos, toda la instalación de WordPress irá lenta.

Ten en cuenta que es el centro de operaciones de la página web, así que mucho cuidado en su manejo.

La base de datos es el cerebro de la página web, por lo que podemos decir que MySQL es un factor muy importante en el rendimiento, la seguridad y el funcionamiento general del sitio web.

Si queremos que todo funcione correctamente y mejorar los tiempos de carga en la web, podemos utilizar uno de los mejores plugins para optimizar y limpiar de forma básica la base de datos, WP-Optimize.

Este plugin WordPress, WP- Optimize, permite limpiar aquello que más espacio nos ocupa en la base de datos MySQL (borradores, revisiones, elementos que quedan en la papelera sin darnos cuenta), optimizar tablas MyISAM,  permite activar el modo auto-limpieza, activar o desactivar los comentarios y trackbacks o activar el filtrado por tiempo en las limpiezas.

A pesar de que nos ayuda a mantener nuestra base de datos en buenas condiciones, tienes que tener en cuenta que WP-Optimize no hace milagros y que si tu web está muy dañada y no funciona correctamente, deberás utilizar otras técnicas mucho más avanzadas para solucionar los problemas que puedan surgir o tratar con algún profesional de WordPress que te ayude a encontrar la solución.

También recomendamos MariaDB, ya que su optimizador trabaja mejor y el acceso mediante views mejora el proceso de carga.

Otro método para acceder a la base de datos MySQL y limpiar todo aquello que no necesitemos y conseguir el mejor rendimiento de la misma, es a través de phpMyAdmin, una herramienta escrita en PHP con la que administrar la base de datos MySQL.

Las funcionalidades son similares a las del plugin que hemos comentado anteriormente, con la que puedes crear y eliminar Bases de Datos, crear, eliminar y alterar tablas, borrar, editar y añadir campos, ejecutar cualquier sentencia SQL, administrar claves en campos, administrar privilegios, exportar datos en varios formatos.

Si optas por utilizar esta herramienta para solucionar los problemas que puedas encontrar en la base de datos, y no requieres de los conocimientos necesarios para hacerlo, mucho cuidado con lo que tocas, su uso no es sencillo y podrías borrar  datos fundamentales que acarreasen problemas en la página web.

8.-Mejora la carga de JavaScript y CSS

Este apartado es para los más técnicos, una de las claves en la optimación se encuentra en el código.

Si has manejado código en alguna ocasión te habrás dado cuenta de que existen una serie de caracteres inutilizables que ocupan espacio y genera que el fichero ocupe más tamaño del recomendable, haciendo que la web tenga tiempos de carga más elevados. Estos caracteres de los que estamos hablando son principalmente espacios en blanco y notas.

Por suerte, existen herramientas que nos ayudan a la hora de comprimir estos archivos y por lo tanto optimizarlos, consiguiendo que nuestra web cargue en un menor tiempo.

Es aconsejable trabajar con Grunt o Gulp para ejecutar las tareas de minificación automática de estos archivos.

También existen plugins para WordPress destinados a minificar CSS como es el caso de Autoptimize, con más de 500.000 descargadas y una valoración casi de 5 estrellas se sitúa como uno de los plugins más destacados para mejorar la carga de JavaScript y CSS. Puedes descargarlo directamente desde la página oficial de WordPress.

Los beneficios de minificar CSS es que puede ahorrar una gran cantidad de bytes de datos y acelerar los tiempos de descarga y análisis.

Lo mismo ocurre al reducir el JavaScript, conseguimos acelerar los tiempos de carga, análisis y ejecución.

Lo que se suele hacer es generar una única hoja de estilos y otra de JavaScript, de esta manera reducimos las peticiones http.

9.-Añade Content Delivery Network

Puedes añadir un CDN (Content Delivery Network) para mejorar aún más los tiempos de carga.  Se trata de un sistema distribuido que permite servir contenidos estáticos de un sitio web (imágenes, vídeos, JavaScript, css, pdf, etc…) desde servidores ubicados más cerca del usuario, geográficamente hablando.

Es muy simple, si reducimos la distancia entre el servidor que contiene los contenidos de la web y los usuarios que se los descarga se consigue mejorar la velocidad de carga en todas las peticiones.

Antes solo se recomendaba instalar CDN en aquellas páginas que tuviesen mucho tráfico, pero actualmente que el tráfico puede proceder desde cualquier parte del mundo, es aconsejable tener un servicio de CDN en cualquier sitio web para que la velocidad de carga sea igual para todos los usuarios que accedan a la misma.

Consejos adicionales para mejorar la velocidad de carga de tu WordPress

  • La optimización de los re-direccionamientos desde el archivo .htaccess bien configurado, mejorará el rendimiento. Evitar redirecciones por html o javascript.
  • Instalación siempre de la última versión de WordPress. Y cuando salgan nuevas actualizaciones, no esperar para actualizar.
  • En WordPress, recomiendan incrementar el autoguardado, que por defecto es de 60 segundos, y ponerlo a 160.
  • Comprimir al máximo los contenidos: Utilizando compresión gzip / deflate. Lo que hacemos con esto es comprimir los contenidos, enviarlos y descomprimirlos al ser leídos. Si activamos deflate en el servidor web, todos los ficheros partirán con la compresión activada.
  • La ‘pluginitis’, hay que seleccionar mucho los plugins que se instalan ya que pueden ralentizar el funcionamiento por:
    • Mal funcionamiento
    • Porque ralentizan la base de datos.
    • Porque sobrescriben código.
    • Por fallos de programación.
    • Por añadir basura a mi código.

La velocidad de carga hoy en día es un elemento importantísimo, por ello hay que cuidarla y trabajarla cada día. Una cosa esta clara, que puedes mejorar el tiempo de carga de tu página web de WordPress con todos los consejos que te hemos ofrecido en esta guía.

Si hay algún aspecto o término que no te ha quedado demasiado claro, estaremos encantados de echarte una mano, para ello puedes contactar con nosotros.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: