La importancia de los dispositivos móviles en la compra online

La compra online no deja de evolucionar, adaptándose a los nuevos hábitos así como las nuevas «exigencias» que tienen los usuarios web.

Al implantarse los dispositivos móviles en nuestras nuevas rutinas, ya se empiezan a notar en muchos aspectos de nuestras vidas.

Hoy en día, la estabilización de estos dispositivos entre los que se encuentran el smartphone o la tablet en nuestro día a día, son prácticamente totales.

nuevos habitos de compra online

La compra online siempre ha tenido «problemas», sin embargo parece que uno de los grandes problemas a los que se enfrentaba un ecommerce o una tienda online «la confianza» se esta superando con el tiempo, y se podría decir que con bastante éxito.

Esto parece lógico ya que el usuario al estar tanto tiempo con estos dispositivos móviles coge confianza (aunque sea indirectamente) en los mismos y duda menos a la hora de realizar cada vez más operaciones a través de ellos.

Cada vez más usuarios de estos dispositivos móviles muestran tener más confianza, y no nos extrañan noticias como la que nos hacemos eco de un estudio realizado por visa, en el que se afirma que un 72% de los españoles han pagado a través de un dispositivo móvil

Tal ha sido la implantación de estos dispositivos móviles que se ha convertido en algo esencial para cualquier website o ecommerce.

Los «responsables de Internet» como Google, ya nos «ha obligado» a que las webs sean responsive o lo que es lo mismo… que se adapten a los dispositivos móviles.

Y esta nueva obligación, junto al cambio en su algoritmo no ha sido una casualidad, sino que cada vez los usuarios navegan más desde su smartphone, independientemente de dónde se finalice la compra, la primera impresión casi siempre suele ser desde un teléfono inteligente. Aunque según los datos esto empieza a cambiar, y parece que todo el proceso se va a realizar en el mismo dispositivo.

Google al conocer y analizar los nuevos comportamientos de los usuarios, trata de ofrecerles facilidades para su navegación… de ahí el cambio de algoritmo con las correspondientes penalizaciones a los websites que no sean responsive.

Podéis comprobar si vuestra web es responsive, y por lo tanto esta adaptada para afrontar el proceso de compra online.

Así que ya sabéis, hay que tratar de evolucionar y adaptarse a los nuevos métodos y hábitos de los usuarios en Internet. «Lo que no se adapta y evoluciona, muere».

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: