Informe sobre las implicaciones de Seguridad en la implantación de IPv6

Recientemente, la entidad estatal INTECO-CERT ha presentado el informe “Implicaciones de Seguridad en la implantación de IPv6” que pretende servir de apoyo a responsables de seguridad, administradores y técnicos de seguridad a la hora de plantearse la transición al nuevo protocolo.

En los últimos meses se ha hablado de la escasez de direcciones IPs disponibles. Según informes, en Junio sólo quedaban disponibles un 6% de direcciones IP de protocolo IPv4. Es por ello que, para que Internet siga creciendo y evolucionando se ha revisado uno de sus elementos base: el protocolo IP. La nueva versión, IPv6, está diseñada para ser el sucesor de IPv4 en Internet solventando muchas de sus deficiencias. IPv6, entre otras ventajas, soluciona el problema del agotamiento de las direcciones IP, aporta funcionalidades de seguridad para el cifrado y autenticación en comunicaciones de extremo a extremo y permite la creación de nuevos servicios.

Aunque su implantación se está realizando de forma paulatina, es innegable que el futuro de Internet se acabará apoyando en su totalidad en IPV6. Por este motivo, los responsables de seguridad necesitan entender las bases, características y mejoras que aporta esta nueva tecnología sobre IPV4 para un correcto despliegue y mantenimiento de la misma.

En este sentido, INTECO-CERT a través de un grupo de trabajo en el que han participado profesionales de diferentes empresas, presenta el informe “Implicaciones de seguridad en la implantación de IPV6” en el que se cubren los siguientes aspectos:

  • Las funcionalidades de la nueva versión del protocolo.
  • Los aspectos de seguridad a tener en cuenta.
  • Código de buenas prácticas o consejos de actuación.

Una de las conclusiones finales del informe es que debido al agotamiento de direcciones IPv4, a que cada vez existirán más servicios sobre IPv6 y a la aparición de otros nuevos que aprovechan la explosión del número de direcciones IP disponibles, es necesario comenzar a obtener conocimiento y experiencia sobre la implantación y la administración de este protocolo  y de los mecanismos de interoperabilidad con IPv4. La mejor forma es hacerlo gradualmente aunque esto suponga un desafío de gestión y técnico con implicaciones en la seguridad de los sistemas de información.

Fuente: Inteco

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: