Intel lanza un prototipo capaz de realizar conexiones de 1 Terabits por segundo

Prescindiendo de la tecnología por cable y sustituyéndola por transferencia de datos vía láser, Intel ha logrado una conexión que supera cualquier proyecto actual como Google Fiber o CSR-3 de Cisco. El prototipo está listo y alcanza los 50Gbps, pero no tienen intención de pasarlo a producción hasta que alcance conexiones de 1 Terabits por segundo.

Ese logro se ha conseguido gracias a investigaciones para sustituir el cable de cobre por una conexión óptica basada en el silicio con láser, la tecnología Hybrid Silicon Laser. Los enlaces se realizan a través de cables muy finos y ligeros. Además de la velocidad que permite alcanzar, su gran ventaja es que la calidad de la conexión no depende de la cercanía de receptores y emisores, lo que dará lugar, según la empresa, a una nueva concepción de la arquitectura de ordenadores y en la concepción de la red.

Con esta tecnología se podría, por ejemplo, enviar una película en HD o copiar todo el contenido del disco duro de un portátil en tan sólo un segundo. Con esa velocidad de transmisión de datos y sin preocupaciones por la distancia entre componentes una universidad o gran empresa podría tener los componentes de sus superordenadores repartidos por todas las instalaciones, en lugar de agrupados en un punto único.

Su otro punto fuerte está en el coste. La producción de este cableado es mucho más barata, debido a la mayor abundancia de silicio y a su facilidad de elaboración, que otros prototipos en desarrollo como los que se basan en el arseniuro de galio.

El prototipo del Silicon Photonics Link de 50Gbps está formado por un chip transmisor y otro receptor de silicio; cada uno de ellos cuenta con el primer láser híbrido de silicio (Hybrid Silicon Laser), moduladores ópticos de alta velocidad y fotodetectores. El chip transmisor se compone de cuatro láseres cuyos rayos de luz viajan a través de un modulador óptico que cifra los datos a 12.5Gbps. Los cuatro rayos se combinan posteriormente y se envían a una única fibra óptica para conseguir una velocidad total de datos de 50Gbps. Al otro extremo del enlace, el chip receptor separa los cuatro rayos de luz y los dirige a los fotodetectores que vuelven a convertirlos en señales eléctricas.

Fuente: readwriteweb

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: