Novedades tecnológicas en los Juegos Olímpicos

Este viernes darán comienzo de manera oficial los Juegos Olímpicos Río 2016. En estos juegos se implementarán nuevas tecnologías con el fin de optimizar todos los procesos y ofrecer un mayor espectáculo.

Entre las mejoras en la tecnología empleada de los Juegos Olímpicos Río 2016, nos encontramos con: Cloud computing y Big Data.

cloud computing y big data en los juegos olimpicos de rio 2016

 El Cloud Computing en los Juegos Olímpicos

Como usuarios, estamos acostumbrados a utilizar tecnologías basadas en el paradigma del Cloud Computing. En los últimos cuatro años, el desarrollo de este tipo de tecnologías no sólo ha afectado a nuestra vida diaria, si no también a la de las empresas y organizaciones.

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no son ajenos a estos cambios: serán los primeros que utilizarán servicios cloud para alojar parte de sus principales sistemas informáticos. Aspectos claves, como la gestión de credenciales y las actividades de los voluntarios, serán alojados en un entorno de cloud privada. Además, las páginas web que retransmitirá en tiempo real los resultados y competiciones Olímpicas y Paralímpicas, así como el viaje de la antorcha olímpica, serán alojadas en la plataforma de computación de Microsoft Azure.

El trabajo tecnológico que se mueve en la organización de los Juegos, «es una operación equivalente a soportar un negocio de una empresa de 200.000 empleados que atiende a cuatro mil millones de consumidores y que opera en modalidad 24/7, en un nuevo territorio, a cada dos años», según la empresa Atos, responsable de desplegar los sistemas informáticos.

Pero esto es sólo el principio, en los próximos Juegos Olímpicos que se celebrarán en 2020 en Tokyo, todos los sistemas utilizarán servicios basados en el modelo cloud.

El Big Data en los Juegos Olímpicos

Además de para mejorar la seguridad y los servicios prestados a los aficionados al deporte, el desarrollo de la tecnología juega un papel importante en el rendimiento de los atletas. La próxima transformación, que se espera que tenga un gran impacto, vendrá del uso masivo de sensores combinados con el análisis Big Data.

Estos sensores permitirán a la organización aumentar la precisión y fiabilidad de los resultados de las distintas pruebas olímpicas. Omega ha introducido muchas mejoras en dichos dispositivos: una cámara capaz de producir 10.000 imágenes por segundo en una foto finish. Se multiplicarán por 2 el número de fotocélulas en la línea de meta mejorando la precisión de los tiempos de los atletas. En las pruebas de tiro al arco se añadirán sensores a la diana que, sólo un segundo después del golpeo por parte de la flecha, mostrarán el resultado del tiro.

Estos sensores también podrán captar en tiempo real medidas relacionadas con la salud de los atletas, o con las condiciones climáticas del entorno donde tendrán lugar las competiciones.

En los últimos años, la utilización de sistemas como monitores cardiacos, giroscopias, GPS, acelerómetros, etc ha sido habitual en las sesiones de entrenamiento de los atletas. Estos sensores permiten generar datos, que mediante el uso de técnicas de análisis avanzadas, permiten mejorar su rendimiento y técnica.

Desde la introducción de este tipo de técnicas podemos ver que la diferencia entre atletas de diferentes países y continentes se ha reducido. Como aficionados al deporte tenemos que estar agradecidos, porque se prevé que veamos pruebas con una mayor competición y mejores marcas.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: