La importancia de la complejidad en las contraseñas

La seguridad en Internet cada vez gana más en importancia, tanto a nivel empresarial como personal, esto es debido directamente al creciente número de ataques cibernéticos o diferentes problemas de seguridad. A día de hoy se ha convertido en habitual leer todos los días sobre nuevos ataques o problemas de seguridad informáticos.

Cada vez se mejoran los sistemas de seguridad, aumentando en complejidad a la vez que lo hacen los nuevos ataques. Pese a ello, existen usuarios que les sigue costando utilizar contraseñas seguras, y en la mayoría de los casos buscan cualquiera que puedan recordar, bien sea una palabra de diccionario, alguna que tenga algún lazo con su día a día o la misma que tengan para todas las cuentas desde hace años. Esquivando en muchas ocasiones las contraseñas más seguras como son las alfanuméricas.

Este hecho, y como hemos mencionado arriba, queda al descubierto casi a diario como,  por ejemplo, el fallo de seguridad que afectó a los principales servidores de correo, centrado en Hotmail. Entonces en Acutinex extrajeron la estadística de las miles de contraseñas reveladas y descubrieron que la más común era 123456, seguida de 123456789. Sólo el 6% de los usuarios había introducido alguna que combinase letras y número.

Por estos motivos, algunas redes sociales están cambiando su política respecto a las claves. Por ejemplo, Twitter ha prohibido utilizar cientos de palabras o combinaciones numéricas utilizadas por miles de usuarios, las más repetidas, que son aquéllas que se refieren al fenómeno fan del deporte, el cine, la música o la televisión.

Existen muchos motivos para que alguien quiera hacerse con nuestras contraseñas y entrar en cuentas privadas. Por ejemplo, una contraseña insegura en la cuenta de correo bancaria es la puerta abierta de par en par al robo directo o a la suplantación de identidad y compras con tarjetas de crédito.

Otros estafadores son más sutiles no ejecutan ellos mismos la transacción. Un timador estadounidense secuestraba cuentas de Facebook para hacerse pasar por un amigo o familiar en apuros y pedía a los contactos de la víctima que hiciese una transferencia a un país extranjero. Es sólo uno de los múltiples ejemplos.

Consejos para tener una contraseña más segura

En nerion, nuestra política de seguridad exige a nuestros usuarios de correo cierta complejidad a la hora de establecer sus contraseñas. Esto evita que ataques de diccionario se aprovechen de la debilidad de contraseñas para enviar SPAM a través de nuestros servidores de correo. En este sentido, las contraseñas de usuario deben tener:

  • Una longitud mínima de 8 caracteres
  • Al menos una mayúscula y una minúscula
  • Al menos un número
  • Al menos un símbolo
  • No coincidir con el nombre de usuario

Con tener una contraseña siguiendo esos parámetros se reduce considerablemente las posibilidades de extracción de contraseñ, mejorando sustancialmente la seguridad de todas tus cuentas. Así que no lo dudes, y mejora la seguridad de todas tus cuentas.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: