La legislación europea puede frenar el Cloud Computing en Europa

Las leyes europeas que protegen la información privada prohiben la libre circulación de datos. Dicha libre circulación es necesitada por los servicios de Cloud Computing. Por lo tanto, Europa puede quedar atrás en la implementación de la nube frente a Estados Unidos que tiene una legislación más laxa.

El Cloud Computing es una de las tendencias tecnológicas más importantes. Esta tecnología permite dar servicios online y de almacenamiento reduciendo los costes y permitiendo la ubicuidad a empresas y particulares.

La mayoría de los servicios que están disponibles, y gran parte de los que están en desarrollo, necesitan que exista una libre circulación de datos que puede verse limitada por las leyes europeas de protección de información.

Los países miembro de la UE particularmente, pero también otros países del entorno, tienen leyes muy restrictivas con la protección de datos. En algunos países, como Estados Unidos, las leyes no consideran datos privados la dirección personal o el número telefónico, por ejemplo.

Es por este motivo que los analistas prevén una implantación de la nube más lenta y menos profunda en los países europeos. También prevén que el porcentaje en el mercado, y en las cifras de negocio, será pequeño en comparación con la importancia de Europa como potencia industrializada.

Según un artículo publicado en New York Times, las compañías están tomando dos caminos para solucionar este inconveniente: por un lado intentan presionar a los gobiernos para que adapten las leyes a mecanismos de protección de datos menos estrictos, y por el otro se investiga con métodos que permitan funcionar a los servicios de cloud computing sin que los datos privados se vean comprometidos.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: