Mide el rendimiento de tu web con Real Browser Monitoring

Real Browser Monitoring es una herramienta que mide con exactitud el rendimiento de las visitas desde un navegador real. Al localizar problemas de rendimiento utilizando un navegador real, este servicio permite verificar que el sitio y las aplicaciones web de tu empresa funcionan de la mejor forma posible desde la perspectiva que tiene el usuario final.

La herramienta ha sido lanzada recientemente por la empresa de monitorización de rendimiento de sitios web y aplicaciones WatchMouse.

Hasta ahora, las herramientas tradicionales de control de sitios emulan a los navegadores para comprobar la disponibilidad y el rendimiento de un sitio, lo cual es una solución buena para evaluar el rendimiento y el tiempo de actividad en condiciones idóneas. La diferencia de Real Browser Monitoring respecto a estas herramientas es que verifica el rendimiento de un sitio desde la perspectiva del usuario final por medio de un navegador real.

El hecho de utilizar un navegador real permite monitorizar el rendimiento de aplicaciones que funcionan bajo tecnologías Web 2.0 como Ajax, JavaScript, CSS y Flash, también conocidas como RIA (Rich Internet Applications). La monitorización tradicional solo simula una parte del navegador: el protocolo HTTP. En contraste, Real Browser Monitoring es un navegador real, que utiliza varias conexiones, muestra una página, crea un DOM y ejecuta JavaScript, lo cual no se consigue con una simple comprobación HTTP.

Entre las funcionalidades que presenta, la que más llama la atención la secuencia de capturas de pantalla cronometradas de un sitio web mientras se carga en el navegador (por ejemplo, de la página en blanco hasta que se ve por completo) que permite evaluar la influencia de los distintos elementos en la carga de la página. También se elaboran informes sobre los posibles errores en JavaScript así como gráficos que certifiquen los tiempos requeridos para incluir elementos externos en una web.

Por último indicar que es compatible con los principales navegadores del mercado: Internet Explorer, Firefox, Chrome y Safari.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: