¿Qué es y cómo funciona ICANN?

ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) es la organización encargada de la gestión de los dominios de Internet desde 1998. Aunque esta organización tiene normas de transparencia sobre las actividades que realizan, muchos usuarios desconocen el funcionamiento de ella.

En primer lugar hay que indicar que ICANN es una organización sin ánimo de lucro y por lo tanto está regulada por la legislación de este tipo de organizaciones. Es la encargada de coordinar el sistema de nombres de dominio (DNS), aunque debido a las altas dimensiones de la tarea se delega en otras organizaciones, estas organizaciones se pueden dividir en dos niveles: registry y registradores.

Registry es la entidad en la que ICANN delega la gestión de una determinada extensión de dominio, estas entidades han debido de pasar un proceso exigente para convertirse en registry en el cual se comprueba su capacidad para poder administrar una categoría de dominios, conservarlos y disponer de todo la información relativa a ellos, además los registry tienen que pagar anualmente a ICANN por cada dominio. Por ejemplo, VeriSign se encarga de la extensión «.com», mientras que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo a través de la entidad pública empresarial red.es se encarga de la extensión «.es».

ICANN

Por otro lado tenemos a los registradores, que son los encargados de comercializar los nombres de dominio. Las empresas registradoras de dominios compiten entre ellas para ofrecer el precio más bajo del dominio, pero hay que tener en cuenta que muchas de las empresas que ofrecen el registro a un precio bajo después ofrecen servicios de pago que son prácticamente imprescindibles y que deberían de ser gratuitos como una redirección, la posibilidad de tener tus zonas DNS,…

También existen empresas que proveen los mismos servicios y con la misma calidad que los registradores, pero que no están oficialmente acreditados por ICANN.

Con las nuevas extensiones que están apareciendo o que van a aparecer en los próximos meses ha aumentado el número tanto de registry como de registradores. Además los registry están comenzando a diseñar las nuevas normativas para la extensión que deben de gestionar, por ejemplo la extensión .app únicamente se utilizará para dominios que tengan relación con aplicaciones.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: