¿Son seguros los acortadores de URL?

Los servicios de acortadores de URL se encargan de reducir el tamaño de una URL determinada a una nueva URL con una longitud predeterminada e inferior, en la que se mapea el enlace de forma que pueda ser utilizado en servicios como twitter que tienen un número limitado de caracteres. El incremento de popularidad de esta nueva red social ha hecho que este tipo de servicios se multipliquen. De esta manera, se facilita el incorporar enlaces largos en entradas de este tipo de servicios.

Desde el punto de vista de la seguridad, el problema de estos servicios es que ocultan completamente la dirección de la página a la que se va a acceder bajo la apariencia de un enlace seguro, permitiendo de este modo a un potencial atacante ocultar tanto el código incrustado en la propia URL en forma de parámetros o sentencias complejas, como el potencial destino malicioso de la URL verdadera

Para que podamos hacernos una idea concreta de la utilización de este tipo de servicios por páginas web con contenido malicioso podemos utilizar los servicios de safebrowsing de Google. Existe otra alternativa como utilizar una extensión de Firefox denominada LongUrlPlease, cuya funcionalidad consiste en localizar las url de cerca de 80 servicios que se encargan de realizar la reducción de longitud y convertir en el navegador del usuario el enlace mostrado por su correspondiente enlace destino. (Esta extensión no está disponible para la última versión de Firefox 3.6)

Por supuesto, esto no significa que no se deba usar los enlaces cortos, o que en cuanto se vea una página con estos enlaces se deba cerrar instantáneamente para evitar ser expuestos. Sin embargo, deben ser utilizados con precaución.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: