Tipos de disco duro: SSD, SAS y SATA

A la hora de montar un servidor nos pueden surgir dudas sobre qué tipo de disco duro es el que más nos conviene. En este artículo intentaremos despejar estas dudas explicando las diferencias entre los principales discos duros que existen a día de hoy en el mercado: SAS, SATA y/o SSD.

Flexibledrive_selection

Discos duros SAS

SAS-Serial Attached SCSI(Small Computer System Interface). Estamos ante el disco duro elegido en el caso de buscar velocidad y fiabilidad, su uso principal es en entornos profesionales de trabajo.

El uso de estos discos duros se hacen comunes en los servidores a la hora de almacenar datos e información de empresas, ya que ofrecen velocidad y mucha fiabilidad, además en caso de fallo de uno de estos discos existe la posibilidad de cambiarlo por otro sin necesidad de apagar el servidor.

Discos duros SATA

Los discos SATA (existe SATA I, SATA II y SATA III) son los más comunes de los tres que vamos a hablar, y seguramente serán los que tengas en tu ordenador personal. Sus principales activos son su capacidad de almacenamiento (es su objetivo primordial ofrecer un alto almacenamiento) y su menor coste, en comparación con los discos SAS Y SSD.

En su contra está que los discos SATA son los menos rápidos, y en caso de necesidad de transferencia de alto volumen de información suelen fallar (se podría solventar con copias de seguridad periódicas).

Comparativa discos duros SAS vs SATA

Por una parte encontramos discos duros SAS (Serial Attached SCSI) y SATA (Serial ATA). Los discos duros SATA suelen tener mayor capacidad de almacenamiento, mientras que los discos duros SAS priorizan la velocidad sobre el almacenamiento. Además, los discos duros SAS consumen menos energía que los discos duros SATA.

También existe un tipo de disco duro conocido como SAS-NEARLINE, que son discos duros SATA pero con mejoras en su firmware, como mayores prestaciones en  la comprobación de errores, también permite una cola de comandos mayor y permiten usar más de un canal de comunicación de forma simultánea.

Discos duros SSD

Por otro lado, contamos con los discos duros SSD ( Solid-State Drive) que no tienen parte mecánica. Esto quiere decir que, a diferencia de los discos duros SAS y/o SATA que cuentan con un plato y un cabezal que se desplaza a la hora de leer y escribir los datos , la estructura de los discos duros SSD está compuesta por una placa de circuitos que integra chips de memoria flash.

Esto permite un acceso a los datos más rápido, mejorando los tiempos de respuesta en servidores web que realizan consultas a la base de datos. Se calcula que los SSD son diez veces más rápidos que los HDD tradicionales. Además al no tener partes mecánicas hay un menor desgaste, una ausencia total de ruido, menor consumo de energía y una tolerancia mayor a golpes y vibraciones.

El uso de discos duros SSD está recomendado para aquellos proyectos donde la tasa de lectura y escritura de datos es elevada y ésta no puede ser compensada con la ampliación de la memoria RAM.

La principal limitación de los discos duros SSD es la relación precio/capacidad de almacenamiento. Los discos SSD tienen un ratio €/GB de datos mayor que en los discos duros SATA y/o SAS, que cuentan con una mayor capacidad de almacenamiento a un precio inferior.

Comparte este artículo:

Comentarios (2)

Miguel Bueno

Miguel Bueno

Buenos días Felipe,
Los discos duros SSD son bastante fiables. Rara vez fallaran en los primeros 5 años de su uso, ya que el propio disco duro cuenta con una protección que no le permite escribir de forma repetida en una misma celda. Todo dependerá del uso que le des al disco duro.

Todavía no hay disponibles discos duros SSD con tanto espacio de almacenaje, pero en un futuro próximo ya se contará con ellos.

Gracias.

Felipe

Felipe

¿Cómo está hoy en día la durabilidad? ¿Cuantos Tb de lectura y escritura soportan los SSD en comparación con los tradicionales?

Envíanos tu comentario: