XXVIII Edición del Premio Nacional Don Bosco

Entre los días 10 y 12 de marzo se ha celebrado en el Colegio Salesianos de Zaragoza la XXVIII Edición del Premio Nacional Don Bosco.

El objetivo de estos premios es potenciar y reconocer la investigación e innovación tecnológica en jóvenes que ven con sus ideas una nueva forma de emprender e investigar. Este año se han presentado 33 proyectos divididos en tres categorías por jóvenes que han venido desde once Comunidades Autónomas.

El miércoles 11 de marzo los 88 participantes al Premio Nacional Don Bosco (entre alumnos y tutores) presentaron sus proyectos ante los diferentes tribunales creados por los organizadores del evento. Asimismo, todo aquel que se acercó al Colegio Salesianos pudieron ver los proyectos expuestos. Este año se han podido ver proyectos como drones, sillas eléctricas, juegos interactivos para niños, cómo ahorrar en el recibo de la luz, sensores inalámbricos, como ayudar a curar la tuberculosis, etc.

Tras el análisis y valoración de los proyectos por parte del jurado, ayer 12 de marzo se celebró el acto de entrega de los premios. El CEO de nerion Javier Lázaro (en la foto el primero por la izquierda) participó activamente entregando el premio de una de las categorías existentes.

28 Premios Don Bosco

Los premios contaron con la presencia de Dolores Serrat Moré, Consejera de Educacion, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, y Luisa Fernanda Rudi, Presidenta del Gobierno de Aragón que realizó la presentación y convocatoria de la próxima edición de los premios.

Galardonados Premio Nacional Don Bosco

Área de las Ciencias: física, química, biología, ciencias naturales y medio ambiente:

El proyecto Iecotúnel del colegio Salesianos Zaragoza. El trabajo consiste en el montaje de un túnel sostenible. El proyecto consta de un túnel y una central hidroeléctrica que le proporciona la energía y agua.

Área de las comunicaciones: telecomunicación, imagen y sonido, multimedia e informática:

Proyecto Learn to Enjoy, la casita de chocolate. El objetivo del proyecto es que los niños puedan integrar el uso de los cinco sentidos dentro del mismo producto, la vista para la lectura, el oído para el audiolibro, el olfato y el gusto con las galletas y el tacto tanto con el pack que hace de escenario como con las galletas y la cocina.

Área de construcción: mecatrónica, vehículos de motor, electricidad, electrónica y robótica:

Don Bosco de Errentería con su investigación sobre los cambios que sufre el cuerpo humano en la tercera edad.

Comparte este artículo:

No hay comentarios a este artículo

Sé el primero en enviar un comentario: